BARCELONA
Muntaner, 269
ZARAGOZA
Méndez Núñez, 19


INICIAR SESIÓN



Contacto
Cómo elegir las joyas para tu boda
02/12/2015
Adria

                                                                                                          Fuente: Pinterest

Las bodas conllevan muchísimos detalles a tener en cuenta. Y ninguno debe quedar fuera por pequeño que sea. Como las joyas. Es cierto que olvidar las joyas no es lo mismo que olvidar el catering para bodas, que sin él poca boda (mejor dicho: celebración) habría, pero es que es un día muy especial como para no tener todos los detalles bien atados. Por ello, hoy vamos a hablar de cómo elegir correctamente las joyas para tu boda, qué tener en cuenta a la hora de ponerse unos pendientes o una gargantilla, y cuál es la mejor opción dependiendo de tu personalidad y el resto de complementos: 


                    -Vestido: es lo más importante a tener en cuenta a la hora de escoger las joyas que lo acompañarán. Y precisamente por eso: porque acompañan al vestido, que será lo más resaltable e importante. El estilo, el corte y el escote determinarán si necesitas más o menos joyas, y cuáles. Por ejemplo, un escote en uve te permitirá lucir un collar largo, mientras que para los escotes tipo barco es mejor una gargantilla. Y si el cuello es cerrado, entonces olvídate de utilizar joyas para el cuello. También hay que tener en cuenta el estilo, pues si tu vestido tiene un corte vintage seguro que puedes utilizar joyas heredadas de tu abuela, por ejemplo; pero si has optado por un corte más moderno… entonces el asunto de la joyería cambia, y tendrás que optar por complementos más actuales.

 



                     -Peinado: ¿llevarás el pelo recogido o lo dejarás suelto? Dependiendo de la respuesta a esta pregunta podrás llevar un tipo de pendientes u otro. Para los recogidos quedarán genial unos pendientes elegantes y largos, mientras que si llevas la melena suelta lo ideal es optar por unos más discretos. Además, si llevas el pelo suelto y el escote del vestido no es muy pronunciado… entonces es mejor prescindir del collar o la gargantilla. 




-                      -Menos es más: lo venimos diciendo en los puntos anteriores, y es que no es necesario optar por todos los complementos (pendientes, anillos, collar, pulsera e incluso reloj). No consiste en recargarse lo máximo posible, sino en escoger un par de elementos que complementen al resto y que ocupen el gran espacio que deja en el cuello un escote en uve o en las orejas un buen recogido. 


           
               -Color: si tu vestido es blanco las opciones son infinitas, pues cualquier color que elijas para las joyas le irá. Sin embargo, si has optado por colores diferentes al blanco (marfil, beige, champagne, etc.), entonces será más difícil y tendrás que optar por los colores que realmente le van.



-                  -Estilo y personalidad: aparte de lo anteriormente expuesto, no hay nada más importante que sentirse a gusto con el vestido de novia que elijas y los complementos. Sí que es importante valorar qué tipo de collar es más adecuado para un escote en uve, pero si no te sientes cómoda con un collar largo… entonces no hay problema alguno en que no lo lleves. E igual ocurre con los pendientes largos. Sé tú misma y siéntete bonita en función de sus gustos, estilo y personalidad. 



Como ves, es fácil y difícil a la vez. Sin duda, lo primero es elegir el vestido y el peinado, y a partir de ahí escoger el resto de complementos (zapatos y joyas). No es recomendable ir muy recargada, y por supuesto siempre tienen que ir conforme a tu personalidad y estilo. Si nunca has usado pendientes largos, por ejemplo, tal vez no sea el momento para comenzar a hacerlo, pues tu boda es un día en el que sentirte a gusto y bonita con lo que decidas llevar. Lo ideal es ir eligiendo los detalles más grandes (como el vestido) y a partir de ahí combinar el resto de complementos en función del estilo y el color.




2
0
Tu nombre
Tu correo electrónico
Tu comentario

©2014 El Tocador de la Novia
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí. Si continuas navegando estás aceptándola